Filters
Preferences
Search

Nuevos modelos de negocio a través del 5G y da la IoT Schneider

Impulsar nuevos modelos de negocio a través del 5G y de la IoT

El año 2020 será una fecha clave para la implementación de la quinta generación de las redes móviles, el 5G, cuyas capacidades prometen cambiar la forma en que entendemos hoy la internet.

Esta tecnología móvil ofrece mejoras significativas en relación a las redes actuales, especialmente en términos de velocidad y capacidad de ancho de banda. También traerá una mayor fiabilidad y mucho menos latencia, lo que significará un salto cualitativo considerable en términos de comunicaciones M2M, es decir, de máquina a máquina. Hablamos entonces de la capacidad de recoger datos de forma masiva, en tiempo real, a través de conexiones móviles, todavía bastante distante de la realidad actual. Además, la implementación de este tipo de redes es sustancialmente más rápida y sencilla en comparación con las redes físicas.

Todo esto facilitará la implementación de Internet de las Cosas (IoT) en las empresas, especialmente en aquellas con estructuras altamente distribuidas, en sectores clave como la industria del proceso. Al aumentar el número de dispositivos que se pueden gestionar en tiempo real y de forma remota, aumentamos las múltiples capacidades de aplicación industrial: desde el control y gestión de activos hasta el mantenimiento predictivo y analítico, pasando por las aplicaciones de Realidad Aumentada y Realidad Virtual, que permitirán optimizar procesos y mejorar la satisfacción del cliente final.

Si miramos las aplicaciones de IoT Manufacturing, podemos percibir lo que será posible tener con una red con las características de una red LAN local, en términos de fiabilidad, disponibilidad y seguridad. Para la industria, la recogida masiva de datos y su análisis se ha convertido en la principal fuente de conocimiento, lo que permite tomar decisiones de negocios con base en evidencias y realizar el mantenimiento preventivo de sus activos. Hablamos de decisiones estratégicas, que agregan valor a las empresas y las hacen más competitivas. La IoT y el 5G van a permitir una recogida de datos aún mayor a nivel global con los mismos recursos que en el momento sólo puede ofrecer una red local.

Si pensamos, por ejemplo, cómo el 5G puede afectar a los fabricantes de máquinas que distribuyen sus máquinas globalmente, conseguimos percibir el impacto que se viene. Para que la gestión remota sea posible, muchos de ellos optan por conectarlos a Internet a través de servicios móviles, utilizando tarjetas SIM. En el futuro, con el 5G, la perspicacia es que los fabricantes de máquinas puedan generar avisos y notificaciones para optimizaciones en tiempo real, en cualquier momento y en cualquier lugar del mundo, y que consigan realizar mantenimiento predictivo de forma remota, con el mismo desempeño técnico y seguridad que una red local. Esto, que era impensable hasta hace poco, va a convertirse en una realidad con el 5G, con todo el valor añadido que traerá a sus modelos de negocio y satisfacción de sus Clientes.

Desafíos para el 5G y para la IoT

Todavía existen algunos desafíos para que el 5G sea implementado de forma rápida y eficaz. Los principales son el consumo de electricidad asociado y el precio, que sigue siendo bastante elevado en lo que se refiere a la infraestructura de soporte. Además, todavía hay que ver cuán competitivo será el 5G en el período inicial. Sin embargo, asistimos a una evolución muy clara de tecnologías en que hay cada vez mejores beneficios, a precios más competitivos.

Por encima de todo, no debemos perder de vista el valor de negocio que el 5G puede representar en aplicaciones críticas. Se espera que empresas y sectores que operan en ambientes altamente distribuidos, como industria, salud, turismo y / o las ciudades inteligentes, sean los primeros en reflejar el retorno de la inversión en 5G.

 

Paso a paso

 

El inicio de la tecnología 5G está previsto para 2020 ya partir de ahí, comenzará una fase de implementación, que podrá durar entre 5 a 10 años. Hablamos de una tecnología con un enorme potencial, pero para ser adoptada de forma masiva, será necesario que las empresas arriesguen. En este sentido, será muy importante el papel de las entidades pioneras de esta área y de sus primeras conclusiones, que demuestren en la práctica los beneficios y el valor añadido del 5G.

 

Artigo por

António Varandas
Marketing & Business Development Industry Manager, Schneider Electric

in Revista Zembe

Archive